DESCUBRIMIENTO ASOMBROSO: UNA CRIATURA MARINA CON 20 BRAZOS EN LA ANTÁRTIDA

El vasto océano nunca deja de sorprendernos con sus secretos y maravillas escondidas. Cada descubrimiento aporta una nueva perspectiva sobre la biodiversidad marina y la adaptación de las especies en entornos extremos. Este es el caso de un nuevo hallazgo cerca de la Antártida.

Estrella de Pluma Antártica: Un hallazgo inesperado

Conocida como la Estrella de Pluma Antártica, esta criatura marina luce 20 brazos inusuales, algunos irregulares y otros con apariencia plumosa. Según Greg Rouse, profesor del Instituto Scripps de Oceanografía, estos brazos pueden alcanzar hasta los 20 centímetros de largo.

¿Por qué se asemeja a una fresa?

El aspecto de esta estrella de mar es particularmente intrigante. Al observar de cerca su cuerpo, una protuberancia se asemeja a una fresa. Las pequeñas protuberancias circulares, que en otras especies representarían los cirros, se han eliminado para revelar los puntos de conexión, lo que le da esta curiosa apariencia frutal.

Un nombre que evoca su apariencia

La especie ha sido bautizada como Promachocrinus fragarius. «Fragarius» proviene del latín «fragum», que significa fresa. Esta nomenclatura resalta la característica más distintiva de esta criatura: su semejanza con esta fruta roja.

Expansión de la familia

Originalmente, sólo existía una especie conocida en este grupo de estrellas de mar: Promachocrinus kerguelensis. Sin embargo, tras extensas investigaciones en el Océano Antártico, el equipo internacional de científicos identificó hasta cuatro nuevas especies que podrían clasificarse dentro de este grupo.

Características únicas

A diferencia de sus parientes, la Estrella de Pluma de Fresa Antártica tiene el doble de brazos. Mientras la mayoría posee 10, esta sorprendente criatura cuenta con 20. Estos brazos, además de ofrecerle una movilidad especial, le otorgan una apariencia única.

Un mundo aún por descubrir

Este descubrimiento resalta la necesidad de continuar explorando los misterios del océano. Tal y como menciona Rouse, encontrar nuevas especies es común, pero el verdadero desafío radica en identificarlas correctamente. La «Estrella de Pluma Antártica» es solo una de las muchas maravillas que aguardan en las profundidades, esperando a ser descubiertas.


SÍGUENOS! DALE?



HORÓSCOPO, CLICK AQUI!